La Gente Terrible

j_alvargonzalez@hotmail.com

domingo, noviembre 27, 2005

la grosería de llevar su perfume

Estoy en la parada del autobús, haciendo cola en el Tambo, tomando un café, yendo a algún sitio por Cánovas, haciendo cualquier cosa, rodeado de gente, y la huelo.

Huele un poco a frutas. Tiene los ojos azules y las orejas algo puntiagudas y el pelo negro y la piel morena y tiene sangre holandesa y argelina y vivía en Marsella y luego en París y luego conmigo y de nuevo en París. Que yo sepa.

Se llama Violenne y nunca hablo de ella.

Huele un poco a jungla. Escribe poemas en francés que traducidos suenan fatal pero que susurrados con su acento marsellés enloquecen y le gusta pintar las habitaciones cada una de un color y la última vez que la besé olía a pan caliente y estaba llorando.

Después se fue. Al día siguiente. Pasé esa noche en dos bares y me pegué con un camarero y acabé en el piso de una chica que acababa de conocer con la nariz hinchada manchada de sangre la camiseta rota por el cuello y vómito en el mentón. La chica y yo no hicimos nada, sólo me dejó dormir en su sofá porque en algún sitio tenía que dormir.

Cuando llegué a casa la casa vacía los armarios vacíos los huecos de sus discos y sus cedés. Hacía calor. Olía a ella.

Estoy en el estanco, haciendo cola en el Sánchez Cortés, tomando una birra, yendo a algún sitio por Pintores, pensando en cualquier cosa, tropezando con la gente, y la huelo.

Algunas cometen la grosería de llevar su perfume

y no es más que un segundo

un segundo terrible

en el que la busco

2 Comments:

Anonymous Tones said...

Wo, menos mal que ha vuelto, se le esperaba con ansia. Que se sepa que hay quienes (no soy el único) no damos señales de vida, pero le leemos y admiramos. Siga, puñetero!!!!

27 noviembre, 2005 11:24  
Anonymous Anónimo said...

eres GRANDE nancy. quedan patentes, a partes iguales, tu talento y tu homosexulidad,ya sabes.en serio muy bueno puta. cada dia mas grande. un abrazo anal

08 diciembre, 2005 17:51  

Publicar un comentario

<< Home